PARA UNOS CLIENTES FELICES

Sabemos que visitáis este espacio para conocernos un poco mejor. Y te podría explicar muchas cosas sobre mi y mi equipo, ya sabes que los emprendedores nos sabemos vender, pero creo que lo importante no es cómo somos, sino como os haremos sentir si trabajáis con nosotros.

Si leéis con atención los testimonios de nuestras parejas, veréis que les hacemos sentir SEGUROS, TRANQUILOS Y COMPRENDIDOS. Os dirán que nos desvivimos para leerles la mente y adaptarnos a sus gustos y necesidades para que, el día de su boda, sean una pareja feliz. Todos ellos guardan un BONITO RECUERDO de nuestro trato y de nuestro trabajo.

Abèlia i Mel. Decoracions florales para novios felices

La decoración de una boda puede parecer, a primera vista, un punto superfluo, accesorio, incluso banal. Pero en Abèlia i Mel estamos convencidos que es lo contrario. Una decoración bonita, trabajada, llena de detalles y muy personal, permite crear una atmósfera especial. Gracias a ella, una boda pasa de ser tan sólo una comida, a convertirse en una fiesta inolvidable. Si os concedéis este lujo (porque casarse es un lujo, no nos engañemos), tendréis unas preciosas imágenes y, por tanto, unos valiosos recuerdos. Porque una boda se vive y se goza tres veces: cuando se prepara, cuando se celebra y cuando se recuerda.

Abèlia i Mel. Decoracions florales para novios felices

Mis recuerdos

1

Y es de mis recuerdos que ahora os hablaré (por si continuáis queriendo saber más de mi). De mi infancia, recuerdo la placidez de "arreglar" las macetas, horas y horas, con mi abuela; las tardes de domingo en el jardín, recortando el césped con las tijeras de cocina o con las uñas negras de arañar la tierra; los atardeceres en el huerto con el abuelo, ayudándole con el riego o a coger bolas de nieve para un jarrón. En todos estos recuerdos hay plantas, hierbas, frutas, semillas y animales, muchos animales.

2

Si me preguntáis por mi adolescenia, os hablaré del trabajo en la floristería de mi madre; de barnizar 8 veces las estanterías de madera para la inauguración con resaca de Fiesta Mayor; con decenas de Sant Jordi maratonianos en que mi chico compraba la rosa a la competencia porque le daba vergüenza hablar con mi madre; de mi primer ramo de novia, que tardé 6 horas en confeccionar; o de los fines de semana de locos con más de 10 bodas a la espalda y decenas de cafés en las venas.

3

De mi juventud us hablaré de mis estudios de Humanidades, Pedagogía y Arte Floral; de trabajar los fines de semana en el mundo de las flores y entre semana en la Universitat Pompeu Fabra, primero, y en agencias de comunicación, después; de las ganas de aprender y del sufrimiento de estar sometida a las órdenes de personas con valores distintos a los míos.
Os hablaré también de la oportunidad de coordinar una ONG dedicada la protección del medio ambiente, del honor de haberla profesionalizado y de descubrir, gracias a ella, las bondades de la agricultura ecológica.

4

Y empiezo por la madurez, recordando la maternidad y los quebraderos de cabeza para concilarla con el trabajo; la decisión de dejar el trabajo de los fines de semana hasta que mis hijas fuera mayores; y el reto de volver a empezar el año 2016 con un proyecto muy personal: Abèlia i Mel.
De esta etapa tengo recuerdos de los nervios de saber si gustaría mi propuesta; la alegría de comprobar que el proyecto iba creciendo; y la satisfacción de meterme en la cama, cada sábado, con los huesos molidos pero el corazón lleno de agradecimiento.
Y este año, el de vuestra boda, me gustaría añadir a mis recuerdos el de vuestra sonrisa de felicidad al descubrir nuestra decoración. ¿Os animáis?

Contáctanos

Os escuchamos!
Pídenos una cita, sea presencial o telefónica, para hablar un poco sobre vuestra boda e ideas de decoración. Os asesoraremos encantados y también os enseñaremos montajes y materiales para que conozcáis distintas opciones y estilos. Te esperamos en el 689 31 77 26 o en Aquesta adreça de correu-e està protegida dels robots de spam.Necessites Javascript habilitat per veure-la.. ¿Hablamos?
G-X298TEKTQR